Select Page
The LIBRE Initiative logo

La Florida Le Dice NO A Los Subsidios Corporativos

“Eliminar este gasto derrochador es un triunfo para familias hispanas trabajadoras y propietarios de pequeñas empresas que se benefician en un mercado libre y competitivo donde el gobierno no escoge ganadores y perdedores. Siempre debemos esforzarnos por ser la tierra de la oportunidad donde el trabajo no las conexiones, determinan el éxito de una persona.”

– Cesar Grajales

Los subsidios corporativos benefician a unos pocos a expensas de muchos, y recompensan a las empresas por sus conexiones políticas en lugar del valor que crean para los clientes. Estas políticas dañinas distorsionan seriamente la economía y crean un campo de juego desigual, mientras que dejan a los contribuyentes de la Florida con una cuenta por pagar.

Según un estudio de Good Jobs First, la Florida envía la mayor parte de estos “incentivos” a las grandes empresas, mientras que las pequeñas empresas  obtienen mucho menos. Sesenta y nueve por ciento, o $93 millones, en “incentivos” pagados por los contribuyentes en el 2014 fueron a corporaciones más grandes – que a menudo tienen poco en común con el típico negocio hispano. De hecho, el 90 por ciento de las empresas hispanas son equipos empresariales de una sola persona, cifra notablemente superior a la media nacional y sin importar el tamaño de sus empresas, estos empresarios aportan miles de millones de dólares a la economía cada año.

Para empeorar las cosas, los subsidios corporativos son muy difíciles de desmontar una vez que están en su lugar. Los que se benefician tienen un fuerte incentivo para asegurarse de que el dinero de los impuestos sigue fluyendo, mientras que la población más amplia de contribuyentes lleva la parte más pequeña y dispersa de la carga, y por lo tanto tienen menos incentivos para protestar. Con el tiempo, estos favores a los intereses especiales se expanden y se atrincheran, creando una brecha entre los que tienen conexiones políticas y los que no, creando una sociedad de dos niveles. Para enfrentar esta creciente desigualdad, los hispanos, como todos los residentes del Estado del Sol deben exigir el fin de los subsidios corporativos.